PEP LLAMBIAS

Bio

Soy un trasmisor de mis propias inquietudes y emociones  que canalizo a través de la obra que estoy realizando. Todo ello me conduce a trabajar, de alguna manera dictado por el estado anímico del momento, motivado siempre por los acontecimientos vividos y que considero oportuno expresar, muy directamente relacionados con el ser humano y su entorno. 

Esto me conduce a expresarme con cualquier medio que la tecnología ponga a mi alcance, reflejando en el soporte la inquietud de lo dicho y plasmándolo en el transmisor mas idóneo para dichas consideraciones. La materia se expresa y el artista escucha.

Cuando tienes una idea tienes que transcribirla y hacerla solida. Solidificando tus sueños, haces “bricolaje” con ellos y es en este momento cuando tus palabras y elementos oníricos se vuelven palpables. La misma vocalización de ciertas palabras o hasta su pronunciación transfieren ya unas ideas y dan a entender unas determinadas formas. Es una manera de solapar plástica y poesía.

El lenguaje de las palabras arrastra numerosas connotaciones, a veces unos mensajes muy personales, el yo mas íntimo sale al aire. Haces de la introspección la escucha del espectador. Un psicoanálisis  visual sin tiempo de respuesta.

La figura humana no se encuentra presente tal cual en primera persona pero si sus acciones. Todas mis obras salen del cuerpo humano y en consecuencia los trabajos  fluyen entre las creación y la destrucción.
  
Es una mi idea de solapar plástica y poesía.
La luz marca el tiempo, mi tiempo. Así, a mi manera trato de ser testigo de este tiempo.
LA LUZ EN LA QUE VIVO ES LA MISMA LUZ EN LA CUAL ME EXPRESO.